Archivo de la etiqueta: terremoto chile

La oscuridad

Tu Vida es Bella - La Oscuridad
Hace unos años (1998) el este de Canadá fue azotado por una inolvidable tempestad de lluvia heladiza. Causó veintiún muertos y millones de dólares en pérdidas. Cerca de cuatro millones de personas fueron afectadas por la tragedia: transportes, abastecimientos… Miles tuvieron que abandonar su hogar. No había electricidad, por consiguiente tampoco había luz, ni agua, ni calefacción. En ese período de interrupción eléctrica, que duró varios días, se pudo comprobar cuán indispensable es la electricidad. Los damnificados aprovecharon los abrigos provisionales que el gobierno puso a su disposición. También comprendieron que «solidaridad» no era una palabra vana.
 

Tu Vida es Bella - La Oscuridad Terremoto Antofagasta 1995

-Portada diario El MErcurio Terremoto en Antofagasta

Acá en antofagasta para el terremoto del 1995  ocurrido el 30 de Julio, lo que más me asustó (tenia en ese entonces 11 años) fué que cuando empezó a temblar yo prendo la luz y en menos de 5 segundos esta se cortó, no se por qué cuando se va la luz nos da el sentimiento de inseguridad, lo que más recuerdo que justo el día anterior habían llegado unos familiares de Calama y por la visita nosotros cambiamos los muebles de lugar dejando una vitrina en el pasillo al lado de la escalera, entonces con la luz cortada todos bajamos del segundo piso y uno a uno nos fuimos dando cuenta de la peor manera que la vitrina estaba al doblar al pasillo, luego de llegar a la puerta que da a la calle (todos con un dolor de cabeza por el cabezazo con la vitrina) nos dimos cuenta que el apagón era en toda la cuidad, también tengo en mi retina el terremoto sufrido en al Región de Antofagasta el 28 de onviembre del 2007 que fué cerca de la 1 de la tarde, y por ende el corte de luz no agregó inseguridad por que estaba la luz del día, aquí vemos como la oscuridad nos da inseguridad o miedo.

A veces atravesamos días sombríos; tenemos la sensación de estar hundidos en la oscuridad, perdemos nuestros puntos de referencia. Para estas situaciones, entre otras, Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). En este mundo no existe otra fuente de verdadera y durable luz. Las filosofías y las religiones entusiasman el espíritu momentáneamente, pero a la larga dejan un gran vacío interior.

Es el momento de preguntarme si tengo un corte de luz espiritual, si deseo encontrar la verdadera luz o si prefiero permanecer en la oscuridad eternamente. Acudamos a quien dijo: “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas” (Juan 12:46).

Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va. Juan 12:35

¿Por qué permite Dios los desastres naturales como lo terremotos, huracanes y tsunamis?

¿Y Dónde está Dios?

pregunta frecuente en estos días, me la han hecho muchos contactos vía msn, e incluso en “Yahoo Respuestas” es la pregunta de moda, aunque cueste creerlo  toda situación por dolorosa que paresca tiene un propósito de Dios, vemos cómo en la Bíblia un jóven tuvo que ser separado de su familia, luego ser esclavo, encarcelado, pasar por 7 años de DOLOROSAS pruebas para que Dios le fiara la administración del aliemnto en toda la tierra, ése jóven se llamaba José y la histria la encuentras en el primer libro de la biblia (Génesis 37), otro ejemplo, tres cruces cortan la línea de horizonte la escena es desgarradora, una madre mira impotente cómo su hijo es crucificado por algo injusto, sea culpable o no esa imagen quebra a cualquier madre, rostro desfigurado, costillas rotas, espalda desgarrada por látigos, manos y pies clavados a un madero. esta escena es DOLOROSA para cualquiera, incluso algunos hombres miran a lo lejos cómo al que creían los iba a librar de la esclavitud de su pueblo ahora es juzgado por el pueblo entero y piden su muerte como si se tratase de uno de los mayores delincuentes de la cuidad, ellos ya no tienen la misma fé que hace unos días en aquél hombre, incluso piensan cómo pudo jugar con su corazón, de prometer hasta vida eterna y ahora está agonizando en un madero. esta escena produjo mucho dolor a todos los que estaban mirando a EMANUEL (Jesucristo) morir de esa manera, pero todo esto tenía un propósito muy grande, 3 días después se levanta de entre los muertos y los mismos que hace 3 días no encontraban consuelo para su dolor, ahora lo pueden tocar, volver a  escuchar su voz y lo más importante lo ven como Dios que es, y no cómo hombre cuando murió en esa cruz.

      Aunque parezca que el panorama es desolador y el dolor demasiado para cualquier ser humano, Dios siempre tiene un propósito.

      Entonces volvemos a la pregunta ¿Por qué permite Dios los terremotos, tornados, huracanes, tsunamis, tifones, avalanchas de lodo, y otros desastres naturales? La tragedia del tsunami en Asia a finales del 2004, El huracán Katrina en 2005, en el sureste de los Estados Unidos, y las avalanchas de lodo en el 2006 en Filipinas tienen a mucha gente cuestionando la bondad de Dios. Es triste que con frecuencia los desastres naturales sean nombrados como “actos de Dios” mientras que no se le da “crédito” a Dios por años, décadas, o aún siglos de un clima benéfico. Dios creó todo el universo y las leyes de la naturaleza (Génesis 1:1) La mayoría de los desastres naturales son el resultado de estas leyes en acción. Los huracanes, tifones y tornados son el resultado de la colisión de diferentes patrones climáticos. Los terremotos son el resultado de desplazamientos de las placas en la estructura de la corteza terrestre.

        Un tsunami es causado por un terremoto submarino. La Biblia proclama que en Jesucristo subsiste el control de la naturaleza (Colosenses 1:16-17). ¿Podría Dios prevenir los desastres naturales? ¡Absolutamente! ¿Algunas veces influencia Dios el clima? Si, ver Deuteronomio 11:17 y Santiago 5:17. ¿Algunas veces causa Dios los desastres naturales como juicio contra el pecado? Si, ver Números 16:30-34. El libro de Apocalipsis describe muchos eventos que definitivamente pueden ser descritos como desastres naturales (Apocalipsis capítulos 6, 8 y 16). Entonces, ¿Es cada desastre natural un castigo de Dios? Absolutamente no. De forma muy parecida a la que Dios permite que la gente mala cometa actos malvados, Dios permite que la tierra demuestre las consecuencias que tiene el pecado sobre la creación. Romanos 8:19-21 nos dice que, “Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

      Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.” La caída de la humanidad en el pecado tuvo efectos en todo, incluyendo el universo que habitamos. Todas las cosas en la creación fueron sujetadas a la “vanidad” y a la “corrupción”. El pecado es la causa final de los desastres naturales, así como lo es la causa de la muerte, la enfermedad y el sufrimiento. Así que, regresamos donde empezamos. Podemos entender por qué ocurren los desastres naturales. Lo que no comprendemos es por qué Dios permite que ocurran. ¿Por qué permitiría Dios que el tsunami matara a más de 225,000 personas en Asia? ¿Por qué permitió Dios que el huracán Katrina destruyera las casas de cientos de miles de gente? Lo que podemos saber es esto… ¡Dios es bueno! Hay muchos milagros asombrosos, que ocurren durante el proceso de desastres naturales –evitando una mayor pérdida de vidas. Los desastres naturales causan que millones de personas reevalúen sus prioridades en la vida. Cientos de millones de dólares en ayuda son enviados para auxiliar a la gente que está sufriendo. Los ministerios cristianos tienen la oportunidad de ayudar, ministrar, aconsejar, orar – y guiar a la gente a la fe salvadora en Cristo. Dios puede, y lo hace, traer grandes bienes de terribles tragedias (Romanos 8:28).

La Oscuridad

Tu Vida es Bella - La Oscuridad
Hace unos años (1998) el este de Canadá fue azotado por una inolvidable tempestad de lluvia heladiza. Causó veintiún muertos y millones de dólares en pérdidas. Cerca de cuatro millones de personas fueron afectadas por la tragedia: transportes, abastecimientos… Miles tuvieron que abandonar su hogar. No había electricidad, por consiguiente tampoco había luz, ni agua, ni calefacción. En ese período de interrupción eléctrica, que duró varios días, se pudo comprobar cuán indispensable es la electricidad. Los damnificados aprovecharon los abrigos provisionales que el gobierno puso a su disposición. También comprendieron que «solidaridad» no era una palabra vana.
 

Tu Vida es Bella - La Oscuridad Terremoto Antofagasta 1995

-Portada diario El MErcurio Terremoto en Antofagasta

Acá en antofagasta para el terremoto del 1995  ocurrido el 30 de Julio, lo que más me asustó (tenia en ese entonces 11 años) fué que cuando empezó a temblar yo prendo la luz y en menos de 5 segundos esta se cortó, no se por qué cuando se va la luz nos da el sentimiento de inseguridad, lo que más recuerdo que justo el día anterior habían llegado unos familiares de Calama y por la visita nosotros cambiamos los muebles de lugar dejando una vitrina en el pasillo al lado de la escalera, entonces con la luz cortada todos bajamos del segundo piso y uno a uno nos fuimos dando cuenta de la peor manera que la vitrina estaba al doblar al pasillo, luego de llegar a la puerta que da a la calle (todos con un dolor de cabeza por el cabezazo con la vitrina) nos dimos cuenta que el apagón era en toda la cuidad, también tengo en mi retina el terremoto sufrido en al Región de Antofagasta el 28 de onviembre del 2007 que fué cerca de la 1 de la tarde, y por ende el corte de luz no agregó inseguridad por que estaba la luz del día, aquí vemos como la oscuridad nos da inseguridad o miedo.

A veces atravesamos días sombríos; tenemos la sensación de estar hundidos en la oscuridad, perdemos nuestros puntos de referencia. Para estas situaciones, entre otras, Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). En este mundo no existe otra fuente de verdadera y durable luz. Las filosofías y las religiones entusiasman el espíritu momentáneamente, pero a la larga dejan un gran vacío interior.

Es el momento de preguntarme si tengo un corte de luz espiritual, si deseo encontrar la verdadera luz o si prefiero permanecer en la oscuridad eternamente. Acudamos a quien dijo: “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas” (Juan 12:46).

Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.
Juan 12:35

A %d blogueros les gusta esto: