Nuestra seguridad.

Guardaespaldas protegiendo a primer ministro

Guardaespaldas protegiendo a primer ministro

 

Hace unos cuantos años, el Servicio Secreto de los Estados Unidos observó que un alto funcionario del gobierno parecía ser el «menos protegido» de los miembros del gabinete. De manera que instalaron en la suite del funcionario en Washington cuatro puertas de seguridad hechas de vidrio a un costo de 58.000 dólares (unos 31 millones de pesos chilenos). Además de éstas, había un par de enormes puertas gruesas de madera que eran imposibles de derribar.

Posteriormente, cuando la persona que supervisa los gastos miró los resultados, notó que las nuevas puertas de seguridad siempre «estaban abiertas y sin vigilancia». Así que su valor para brindar seguridad era cero.

 

Señor Burns - Serie Simpson

Señor Burns - Serie Simpson

Es inevitable recordar ese capítulo de los simpson en que el señor Burns con Smithers entran a lo que sería la parte mas segura de la Mansion del señor Burns, primero abren una especia de bóveda, después bajan un nivel, para introducir una clave secreta, después se le lee la retina del ojo a Burns para finalizar poniendo ambos su mano derecha para la lectura de sus 5 huellas digitales (Algo mas seguro que todo esto?), la secuencia continua y pasan innumerables puertas para llegar al fin a su cuarto más seguro, pero cuando ya estan en él se aprecia que la puerta que dá hacia el exterior está abierta y entra un perro a hacer sus necesidades.

En estos 2 ejemplos hay algo de  espiritual. El Señor ha provisto la armadura completa que necesitamos para enfrentar todo tipo de prueba y tentaciones. Por ejemplo, 1 Tesalonicenses 5:8 habla de la «la coraza de fe y amor». Cuando los problemas invaden nuestras vidas, la fe los puede desarmar. Y el amor impide que las dificultades nos lleven a encerrarnos en nosotros mismos y que nos ahoguemos en autocompasión. El amor concentra nuestra atención en las necesidades y el bienestar de los demás.

El yelmo de «la esperanza de salvación» es una espera confiada en el rescate máximo, el cual nos puede guardar de no perder la cabeza en medio del desorden.

Recuerde, nuestro sistema de defensa no es automático. Para que sean útiles, los recursos de Dios deben ponerse en uso.
1 Tesalonicenses 5:8
…seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

Un pensamiento en “Nuestra seguridad.

  1. Lakeshia Bullara 26 enero 2011 en 3:12 AM Reply

    Usted está haciendo un buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: