La Oscuridad

vela
Hace unos años (1998) el este de Canadá fue azotado por una inolvidable tempestad de lluvia heladiza. Causó veintiún muertos y millones de dólares en pérdidas. Cerca de cuatro millones de personas fueron afectadas por la tragedia: transportes, abastecimientos… Miles tuvieron que abandonar su hogar. No había electricidad, por consiguiente tampoco había luz, ni agua, ni calefacción. En ese período de interrupción eléctrica, que duró varios días, se pudo comprobar cuán indispensable es la electricidad. Los damnificados aprovecharon los abrigos provisionales que el gobierno puso a su disposición. También comprendieron que «solidaridad» no era una palabra vana.
Portada diario El MErcurio - Terremoto en Antofagasta

Portada diario El MErcurio - Terremoto en Antofagasta

 

Acá en antofagasta para el terremoto del 1995  ocurrido el 30 de Julio, lo que más me asustó (tenia en ese entonces 11 años) fué que cuando empezó a temblar yo prendo la luz y en menos de 5 segundos esta se cortó, no se por que cuando se va la luz nos da el sentimiento de inseguridad, lo que más recuerdo que justo el dia anterior habian llegado unos familiares de Calama y por la visita nosotros cambiamos los muebles de lugar dejando una vitrina en el pasillo al lado de la escalera, entonces con la luz cortada todos bajamos del segundo piso y uno a uno nos fuimos dando cuenta de la peor manera que la vitrina estaba al doblar al pasillo, luego de llegar a la puerta que da a la calle (todos con un dolor de cabeza por el cabezazo con la vitrina) nos dimos cuenta que el apagón era en toda la cuidad, también tengo en mi retina el terremoto sufrido en al Región de Antofagasta el 28 de onviembre del 2007 que fué cerca de la 1 de la tarde, y por ende el corte de luz no agregó inseguridad por que estaba la luz del día, aquí vemos como la oscuridad nos da inseguridad o miedo.

A veces atravesamos días sombríos; tenemos la sensación de estar hundidos en la oscuridad, perdemos nuestros puntos de referencia. Para estas situaciones, entre otras, Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). En este mundo no existe otra fuente de verdadera y durable luz. Las filosofías y las religiones entusiasman el espíritu momentáneamente, pero a la larga dejan un gran vacío interior.

Es el momento de preguntarme si tengo un corte de luz espiritual, si deseo encontrar la verdadera luz o si prefiero permanecer en la oscuridad eternamente. Acudamos a quien dijo: “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas” (Juan 12:46).

Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.
Juan 12:35

Anuncios

Etiquetado:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: